¿Cómo lidiar con el bloqueo creativo como fotógrafos?

Tal como lo dice Julia Cameron en su Libro, El camino del artista (el cual les recomiendo mucho): 

“El bloqueo artístico es una expresión literal: hay que reconocer los bloqueos y

eliminarlos. Llenar el pozo es la forma más segura de hacerlo.El arte es la imaginación jugando en el campo del tiempo. Date permiso para jugar.” 


Pasamos gran parte del tiempo como fotógrafos frente al computador, enviando correos, editando fotos, escribiendo cotizaciones, viendo videos de YouTube sobre técnicas y trucos, enviando facturas, en llamadas con clientes, actualizando la página web, y todas esas actividades que nos sacan de nuestro estado creativo. Sumémosle a eso, la realidad actual del covid-19 que nos ha hecho pasar cada vez más tiempo en casa, y nos ha forzado a tener una vida un poco mas monótona, y nos afectado querámoslo o no nuestra salud mental, y cuando sumas cada una de esas cosas se cocina la receta bomba del bloqueo creativo. 


Para todos los fotógrafos el bloqueo creativo llega de múltiples manera, a algunos les llega por extra saturación de trabajo, a otros por critica constante y a otros por no estar constantemente activos laboralmente (este es mi caso). Sea cual sea tu caso, es importante recordar que debemos dedicarle tiempo de calidad a generar dialogo con nuestro artista, a aprender a escucharlo, a respetar y cuidar esas horas, hacerlas divertidas, juguetonas, y sobretodo mantenerlas constantes. Julia Cameron llama a este tiempo : La cita con el artista. 


Básicamente esta técnica consiste en crear un cita para pasar contigo por mínimo 2 horas semanales en donde hagas una actividad que logré descargar todo ese lado pragmático de tu ser, y debes ir solo, puede ser desde ir a un café a ver gente pasar, o ver una película antigua, dibujar, escuchar música, cocinar, retomar un hobby olvidado, o en mi caso una salida semanal a hacer fotos, totalmente diferentes al estilo que estoy acostumbrada a hacer. En esta cita, tengo algunas reglas:


1)  Solo llevo mi cámara con suficiente batería y memorias.

2) No llevo celular.

3) Solo puedo ir caminando.

4) Voy sola y no puedo repetir lugar.

 5 y última)  Ninguna foto que tome durante este lapso de tiempo es buena o mala, son solo fotos. 



Para a mí, traer esta práctica a mi vida estos últimos meses ha recargado mi ser creativo, he recordado fotos que quería hacer, actividades que siento que me representan como profesional y sobretodo me han sacado del bloqueo creativo. Ahora te dejo este video, donde te cuento un poco más sobre mi última cita con el artista, te cuento sobre los resultados y el por qué detrás de estas fotos. 



Manténganse inspirados!

Lucía 

Using Format